martes, 31 de marzo de 2009

MAURICE JARRE, IN MEMORIAM

Hace dos días se marchó. Me lo dijo Meryone, que viene a ser como mi particular alerta sms en materia de eventos culturales de especial calado. Sí. Maurice Jarre, el compositor francés nacionalizado estadounidense, autor de algunas célebres bandas sonoras escritas para películas como Lawrence de Arabia, El coleccionista, Doctor Zhivago, La hija de Ryan, Pasaje a la India, Gorilas en la niebla, Ghost, entre otras, nos había dejado.

Muy vinculado al director David Lean, alcanzó gran popularidad dentro de un género no siempre grato. Obtuvo nada menos que tres estatuillas doradas por sus creaciones musicales.

Como humilde homenaje a la memoria de este viejo maestro desaparecido, escuchamos la introducción de la hermosa partitura que compuso en 1962 para la película de David Lean Lawrence de Arabia.

Aprovecho para contarles un secreto. Mi afición a la música sinfónica surgió, siendo muy pequeñito, de la mano de la música cinematográfica. Luego vendrían Beethoven y Brahms y Mahler y Bach, por supuesto Bach. Pero esa es otra historia.

Au revoir, Monsieur Jarre.


14 comentarios:

Meryone dijo...

jo

es cierto que lawrence es mejor que todas las demás, pero es como tan demasiado perfecta...

no te hago sufrir

pero keira!!

besos

Agua dijo...

Preciosa la banda sonora de Lawrence de Arabia y la pelicula tmb...un besazo!

Nefer dijo...

Siempre se van los mejores... aunque siempre nos quedarán esas fantásticas bandas sonoras... bonito homenaje J.A.

Besillos.

Lía Vega Erao dijo...

Será por siempre recordado, y eso no puede decirlo mucha gente...

Besos Nazaríes...

añil dijo...

No nos deja, está aquí con todos los que le seguimos escuchando.

Besos

Anónimo dijo...

Nos gustan esas otras historias. Sigue contando.

Claro

Juan Antonio dijo...

Hizo muchas cosas interesantes, y siempre con un toque fascinante. No me hagas sufrir, Meryone. Besos.

Muchas gracias, querida Agua. Besazo también para ti, primor.

Ay, Nefer, qué pena, ¿verdad? Como bien dices, siempre nos quedarán sus creaciones. Besos, guapísima.

¡Lía, felicidades, supernena! Besos.

Así es, Añil. Con nosotros para siempre. Un beso.

Jajaja, Claro, no me tires de la lengua. Besitos.

Meryone dijo...

pese a lo que le diga a mi señor progenitor, claro que soy mala. y tengo a mae west como uno de mis referentes principales

besos

Meryone dijo...

es que mae west era mucha mae west de dios...

Meryone dijo...

ojalá!

Meryone dijo...

claro que soy adorable :P

mañana empieza en unos minutos

Meryone dijo...

miente!! mi columnita miente!!!!

dice que está lolita y es mentira

jooooooooooooooooooo

lolita luz de mi vida, fuego de mis entrañas. alma mía, pecado mío, lolita

jo

una mente sin recuerdos... dijo...

=) somos, y al mismo tiempo no somos nada.

Juan Antonio dijo...

Mery, te lo he dicho en tu "Once upon": publiqué, cambié de idea y programé para hoy. Besos. (Espero que eso que comentabas fuera sólo hambre.)

Ser y no ser, ser todo, nada... esa fragilidad, esa indeterminación es poética y es tan humana...

Besos y gracias por la visita, mente sin recuerdos.