jueves, 26 de febrero de 2009

TE RECUERDO AZUL

"Desnudo con silla de mimbre" (Edvard Munch)


Te recuerdo azul en mañanas de abril
envuelta en ternuras y azaleas,
enredada en mis brazos
como una yedra oscura y obstinada.

Te recuerdo dorada en tardes de octubre,
silenciosa, plena, dormida en mi cama
mientras mis dedos trazan
los signos del deseo en tus caderas.

Te recuerdo morada en las lunas de agosto,
cuerpo extendido, ebrio velero,
sima donde la luz se invierte
y envenena sin compasión mis besos.

Te recuerdo blanca al despertar enero,
blanca nieve en tus pechos,
jardines insomnes, blanquísimos,
agonizantes lirios de mi invierno.

Te recuerdo siempre en las tardes sin fecha,
mujer que nunca amé o amé en silencio.
Hoy, como ayer, como nunca,
mis dientes morderán otros labios
mientras cuchillos lentos, lujuriosos,
se saciarán de ti en improbables cuerpos.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Redondo, Juan Antonio. Lo de la publicación es lo que me preocupa. ¿Cuándo?
Tienes material genial para un poemario.
Rigoletto

Lía Vega Erao dijo...

Yo siempre te recuerdo... y espero...

Besos nazaríes.

Carol Bret dijo...

Qué hermosura!
Al más bello estilo Neruda recorres el calendario recordando imágenes. Enero, agosto, octubre y abril; todas las tardes amando en silencio. Quisiera pensar que esta musa es la misma a la que dices no haber amado en un relato/conversación anterior.

Eres pura melodía melancólica, como si contemplaras el pasado desde una ventana distante que mira pero nunca toca. Distanciado y seguro en algún punto oculto de ti mismo. Y eso no sé cómo o dónde lo dices, pero lo dices en casi todo lo que escribes. Creo yo. Por supuesto, me encanta.

Nébula dijo...

Te recuerdo siempre en las tardes sin fecha

hermoso n_n

Nefer dijo...

Recuerdos que se clavan en el alma... precioso J.A de lo más bonito que te he leído.

Besillos.

Juan Antonio dijo...

Gracias, Rigoletto. La publicación, no sé. Por ahora, aquí. Un abrazo.

Lía... insinuante... con esos rones prometidos a la luz de la luna que nunca llegan... Besos.

Querida Carol, me abrumas. (Sé que es justo lo que pretendes.) Que conste que sólo a ti aclaro estas cosas: sí, es la misma musa. Besos con sabor a paisajes utópicos.

Tú sigue hechizándome, Nébula. Ay.

Muchas gracias, Nefer. Este texto sí es nuevo-nuevo. Un besillo.

MaRipOsiTa dijo...

malos todosss!!!

Me ha encantado Juan Antonio, aparte de publicar...a mí me apetecería un recital...pa cuándo?

Besosss

Meryone dijo...

malos todos, sí. tu blog se ha comido mi comentario!

citaba el verso de neruda, te contaba que ya tengo tema para el tit, etc

y te decía que ya no me haces cucú. jo

besos

Anónimo dijo...

Te recuerdo verde.
Verde laberinto, verde quimera.
Verde jardín secreto, de paseos respondidos...
Y me alegro de recordarte.

Besos, mi niño

Juan Antonio dijo...

Malos malísimos todos, sí!!

Ay, Mariposita, un recital no, por favor. Besitos.

Meryone, es que mi blog se vuelve a veces malo y se come los comentarios como si le fuera la vida en ello. A ver, dime lo del TIT. Y ahora mismo voy a decirte cucú. Besitos.

Ese "besos, mi niño" me suena... Besos, mi niña.

Anónimo dijo...

Y yo lo que no podré dejar de recordar es este estupendo poema.

Gracias por este regalazo para nuestros ojos.

Claro

María Nadie dijo...

Bella composicion ^^

Juan Antonio dijo...

Gracias, Claro. Siempre me alegras el día. Un beso.

Muchas gracias, María Nadie.

Djuna dijo...

Y los colores son inmortales, como esos silencios que recorren pasillos perdiendo transparencia y movimiento.
saludos!

Babbilonia dijo...

Que bellos recuerdos en tan bello color.

Que bonito escribes.

Un abrazo

Juan Antonio dijo...

Pasillos interminables o galerías abiertas al amanecer. Colores que existen desde siempre a pesar del olvido. Gracias, Djuna. Un beso.

De nuevo el recuerdo y el color asociado. O los colores de los sueños. Besos, Babbilonia.

Mj dijo...

Huele a Primavera hoy tu poema. El Azul, siempre el Azul, poeta.

Besos, de lluvia al Sur.

Juan Antonio dijo...

Lluvia, viento al Sur. Salud y versos, Mj.

Setefilla Almenara J. dijo...



La última estrofa, y concretamente los dos versos de cierre son, Brutales.

Setefilla.

Claudia Herrera dijo...

:) pareciera que encuentra por dentro, tanto ... da miedo, siquiera pensarlo.... gracias

Claudia Herrera dijo...

:) pareciera que encuentra por dentro, tanto ... da miedo, siquiera pensarlo.... gracias