viernes, 20 de febrero de 2009

DESPEDIDA

"Separación" (Edvard Munch)


Es tiempo ya de cruzar las ondas,
purísimos círculos dormidos
allá en las grutas donde el olvido mora.

Adelanta tu mano, consiente
segura de tu destino inaplazable.

Cuánto insensato fuego,
cáliz por altísima mano derramado,
cuántos melancólicos verbos,
cuánto abismo abierto al horror de la nada.

No. Es tiempo ya.
El río espera. No tardemos.
Alguien dirá por ti
las secretas palabras que en tu mente se helaron.
Alguien frecuentará los cotidianos objetos de tu vida,
besará la boca abandonada para siempre,
habitará un cuerpo tantas veces amado.

El río espera. Vamos.

17 comentarios:

Bomarzo dijo...

Querido amigo, cuánto te admiro, cuán lejos estoy.

Jesús Lens dijo...

Impresionante mezcla transversal de art, sensibilidad y creatividad. Enhorabuena!!!

Meryone dijo...

oh, una versión de ese munch que no conocía!!!!

el río espera...

Nébula dijo...

cuan duras son las separaciones,
y cuan fructíferas son a veces

ánimo pequeño :)

(por cierto, me encanta el peque cambio que le diste al blog n_n )

Nefer dijo...

Es una despedida triste y amarga o por el contrario esperanzadora? es que no termino de encontrarle el sentido, perdóname J.A ya sabes que soy muy prosaica.

Besillos

Nefer dijo...

Por cierto, el cuadro de Munch es una pasada... como ignorante historiadora del arte que soy, lo desconocía, of course.

Siempre me sorprendes gratamente con las imágenes J.A tienes un gusto exquisito, me encantan, y siempre tan apropiadas.

Besillos.

Juan Antonio dijo...

Toda despedida conlleva cierta dosis de nostalgia y melancolía. También, me dicen, de esperanza o, cuando menos, de ineludible cambio.

En el momento de la despedida flota siempre una sensación de fracaso. También, me dicen, de renovación.

Creo que la obra de Munch es clarificadora al respecto. Desolación, desencuentro, abandono, enmarcados en una atmósfera glacial.

Se agradecen los comentarios. Gracias en particular a Nébula por llamarme pequeño. No lo soy, pero para qué están los amigos.

Abrazos.

Babbilonia dijo...

Me ha impresionado. En estos días ese precioso poema visualizan en mí connotaciones sumamente tristes, trágicas y reales. Mucha similitud.

Un abrazo

Verdial

Anónimo dijo...

Bien, tú vas por libre y haces tus cuaversos el día que da la gana. Cero en conducta, pero un 10 en sentido poético.
Rigoletto

Accimuttt dijo...

Es tiempo ya.

Esto lo resume todo, y ese todo es cuanto encierra lo que me transmiten tus hermosos poemas.

Es un placer leer tus versos.

Besos y abrazos compañero.

Juan Antonio dijo...

Amiga Babbilonia, siento haberte entristecido. Como ves, nuestras historias tienen comunes denominadores. Besos.

Soy díscolo y desobediente por naturaleza, amigo Rigoletto. Ay.

Accimuttt, compañera, es tiempo ya. Besos y abrazos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Una despedida deja un hueco que puede ser ocupado.

Renovarse o morir.

Juan Antonio dijo...

Puede ser, en efecto. Saludos, Gregorio.

Mj dijo...

Es que, una se siente pequeña al leer tanta belleza.

Saludos, poeta.

Juan Antonio dijo...

¿Tú, precisamente tú? No. Un beso.

Revangel dijo...

Si el río espera, mejor no demorarnos. El río fluye y nosotros fluiremos en él.

Me encanta.

Kisskiss.

P.D.: encontré mi vieja carpeta, y la madonna de Munch en ella.

Juan Antonio dijo...

Nunca deja de fluir, querida Revangel. Celebro el hallazgo.

Un besazo.