martes, 22 de diciembre de 2009

EN ESTE BLOG NO ES NAVIDAD

"Paisaje invernal con patinadores y trampa para pájaros" (Pieter Brueghel "el Viejo")


No. En este blog no es navidad. Afortunadamente. Ni nieve, ni estrellitas, ni renos horteras, ni confortables escenas hogareñas, ni mensajes de buena voluntad salidos de los labios asexuados y puros de ángeles transidos de luz. Nada. Esta mañana salí a buscar y ya no quedaba nada de eso. Se ve que las existencias se habían agotado. Aunque tampoco puedo decir que lo sienta.

En el poco probable caso de que echara en falta esas cosas, pasearé por el centro de mi ciudad y visitaré El Corte Inglés. Seguro que después podré soportar el resto de las fiestas en la laica y profana austeridad de mi laberinto.

Ah, por cierto... mi nombre no es Ebenezer Scrooge.

Sean felices, si gustan.

jueves, 17 de diciembre de 2009

NIÑA DEL SUR

"El río Darro en Granada" (David Roberts)

Para Ana, niña del Sur, tal día como hoy


Los balcones del Sur tienen lunas
con nombre de mujer.

Dulces, lentas cadencias
que aventan versos
bajo el ebrio latido de una guitarra.

Déjame sentir una vez más
ese instante de velos morados
en el alféizar del ocaso;
déjame sentir una vez más, una sola,
la terrible certeza del perfume del mirto
en los jardines desolados del alba.

Sabia, la niña sonríe con dulzura
en el temblor de diciembre.

Tal vez es cierto.
Los balcones del Sur tienen penas
con nombre de mujer.

domingo, 13 de diciembre de 2009

AZUL

"Homenaje al pasado" (Marc Chagall)


Hay besos que matan con afiladas navajas
en la penumbra sosegada de tu sexo.

También azules que hieren la memoria
burlando un nombre, un rostro, un verso.

Antes hubo silencios, nubes, muertos,
yedras turbias con sabor a herrumbre
en parques robados al amanecer.

Creedme.
Antes la aurora tenía formas de senos,
manzanas, vientres, fragantes jazmines.
¿No me creéis?
Diré más. Antes la aurora
tenía la locura de unos ojos en los míos.

Ya apenas si quedan azules
en los atormentados callejones del alba.

Por eso, olvidadlo.
No indaguéis jamás
tras postigos de un azul imposible.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

ETERNOS RETORNOS

"Artistin Marcella" (Ernst Ludwig Kirchner)


—Entonces era tan fácil amar, enamorar a un distraído transeúnte... Bastaba una mirada lánguida, una sonrisa triste, poco más.

—Yo fui uno de ellos, ¿verdad?

Un viento irreal, amenazante, se adueña de la escena. Las palabras no han sido aún articuladas, pero advierten que algo sombrío se ha instalado junto a ellos. Saben que han franqueado la línea de cualquier posible retorno. Aun así, no quieren que el silencio rompa en los acantilados de la nostalgia.

—Este diván nunca debió estar junto al piano.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

EL ALBAICÍN SE HACE NOCHE

"Water baby" (Herbert James Draper)


En noches como esta miraba las estrellas desde una ventana infinitamente alta. La luna, que entonces no sabía nuestros nombres, arrancaba destellos a la imposible vegetación de los tejados.

Una mujer de edad indefinida trajinaba en la cocina. Infames melodías salían de un viejo aparato de radio. Yo sospechaba que si dejaba de mirar las estrellas el firmamento se desintegraría penosamente y sólo regresaría en el duermevela azul índigo del alba.

Lo que no sabía entonces es que otros ojos contemplaban ese pavor infantil y tejían alrededor de nosotros idénticas mitologías.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

APROVECHAD LOS ÚLTIMOS DÍAS...

Michel de Nôtre-Dame

Tenía (aunque debería decir tengo) un amigo aficionado a los libros, la filología hispánica, el buen vino y la teología, aunque no necesariamente en ese orden. Francés. Alsaciano. Cuando nos conocimos, debía andar por los cuarenta años; yo rondaría los diecisiete. Siempre he tenido este tipo de curiosas amistades.

Pasábamos juntos los veranos en alguna localidad costera de Málaga o Granada, en la Alpujarra o en Colmar, una pequeña ciudad próxima a Estrasburgo, en el departamento de Haut-Rhin, donde vivía con su familia. Solíamos conversar acerca de la poesía del 27, la filosofía medieval, la transición política española, la movida madrileña... incluso de arduos problemas teológicos.

Profundamente creyente, casi diría intelectualmente creyente, mi amigo intentaba conciliar fe y razón, una vieja e incierta batalla que nunca deja de resultar entrañable.

Lo confieso: me gustaba escandalizar a mi amigo. Algo que le sacaba particularmente de quicio era mi interés en saber si las trompetas del juicio final estarían afinadas en fa o en re. Ahora comprendo que era una broma fuera de lugar y un tanto estúpida.

Yo soy así.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Y SIN EMBARGO NOVIEMBRE MATA

"El despertar de Psiqué" (Guillaume Seignac)

Tu boca me llama con nombres imposibles
tras helados cortinajes de bruma.

No sé tu nombre. Qué importa.
Sólo sé que tus besos son oscuros y dulces
y saben a hierba, a tierra,
a flores oxidadas en mañanas de invierno.

También que despertar a tu lado
da sentido a noviembre,
a las tiernas ausencias, al olvido,
al frío que nos lleva.

domingo, 8 de noviembre de 2009

PULSIONES DE AMOR Y MUERTE: LAS LÁGRIMAS DE EROS

"Los amantes" (René Magritte)

"El vampiro" (Edvard Munch)

"Andrómeda" (Gustave Doré)

"La muerte de Cleopatra" (Jean-André Rixens)


"Bañista" (William-Adolphe Bouguereau)



Visitar el Prado y la Galería Thyssen en compañía de mi querida Nefer/Cruz ha sido una experiencia mística o se le ha parecido bastante. Contemplar a su lado las geniales visiones de El Bosco, Velázquez, Goya, Van Gogh, Toulousse-Lautrec, Gaugin, y en particular la pintura italiana y flamenca del siglo XIV, fue realmente delicioso.

Mención especial merece la exposición Lágrimas de Eros que presenta el Museo de Arte Thyssen-Bornemisza. Las pulsiones más oscuras del deseo sexual, la íntima relación entre Eros y Thanatos, el amor y la muerte, los tormentos de la pasión, el aspecto erótico del sacrificio religioso, los mitos de la sexualidad, la transgresión, la búsqueda inalcanzable de la plenitud como entrega y posesión devastadoras, encuentran cabida en esta muestra que debe su sugestivo título de la obra del escritor francés Georges Bataille, Les larmes d’Éros.

Admirar, reunidas en un mismo espacio, obras de Von Stuck, Munch, Rousseau, Picasso, Dalí, Doré, Cézanne, Millais, Magritte, Ernst, Bouguereau, Courbet, Burne-Jones... en torno a una temática tan apasionante es un auténtico regalo para los sentidos y aun diría para el alma si no corriera el albur de parecer un peu trop démodé.

Una experiencia para no olvidar.










jueves, 29 de octubre de 2009

ESPEJOS ANTIGUOS

"Jóvenes a la orilla del mar" (Pierre Puvis de Chavannes)


Los suspiros fingen formas alargadas
en eclipses morados, infinitos.

Un cuerpo demanda vida,
violento amor sin memoria ni conciencia
en los umbrales inciertos de la noche.

El mar, que también es ella,
aguarda quieto
desde el fondo de espejos antiquísimos.

En el alféizar de mi ventana
revolotea una sombra.

domingo, 18 de octubre de 2009

Y LA NAVE VA


"Grupo de cuatro desnudos" (Tamara de Lempicka)


Porque una daga antigua me busca desde siempre
con razones oxidadas, pendencieras.

Antes de que existieran tus besos,
antes de que alguien arañara mi espalda
diciendo entre susurros:
eres como la estela de una nave solitaria.

Antes. Siempre.

sábado, 10 de octubre de 2009

ESTO NO ES UN CLARO DE LUNA

"Moonlight interior" (Edward Hopper)


Nadie ha diseccionado un rayo de luna,
un parpadeo incierto en la penumbra
donde los objetos familiares se vuelven extraños,
indiferentes.

¿Te atreves tú a intentarlo?

sábado, 3 de octubre de 2009

DANZAS QUE ENVENENAN, DANZAS QUE ENAMORAN

"Salomé danzando ante Herodes" (Gustave Moreau)

Para ti... para quién si no.


No era música lo que traspasaba los miembros
bajo cobrizas lunas de fiebre
en los balcones de octubre.
O era música acaso.

Sí, qué si no el vértigo dulcísimo
que estremecía la penumbra
en líneas sinuosas, ondulantes,
letales sierpes rozando escalofríos.

Qué si no esas cadencias lujuriosas
a tus piernas enredadas,
esa obsesiva posesión que es ritmo y tiempo
y herrumbrosa eternidad de la carne.

Sigue, mátame así, dije.
No tengas piedad si imploro amor,
no me des luz, conciencia.
Sólo danza aún, más, siempre.

Cobrizas lunas de fiebre
en los balcones de octubre
sueñan, gimen, palidecen.

lunes, 28 de septiembre de 2009

BERCEUSE

"Dormeuse" (Tamara de Lempicka)


Tu sexo envenena los jazmines
si hurtas sombras en mi alcoba,
niña adorada.

Tus besos quiebran las hojas del otoño
si nuestros cuerpos ruedan abrazados,
niña sabia.

Tu boca sabe a madreselvas
si pronuncia mi nombre cuando sueñas,
niña triste.

Tus pechos tibios me adormecen
si la noche nos sorprende cuerpo a cuerpo,
niña amada.

viernes, 18 de septiembre de 2009

martes, 15 de septiembre de 2009

EL PRERRAFAELISMO (7)

HERBERT JAMES DRAPER (1863-1920)

El culto a la belleza en la época victoriana tiene un importante referente en la pintura de Herbert James Draper. Sensualidad, elegancia y misterio presiden su personal visión de los temas de la mitología clásica.

"Las puertas del amanecer"



HERBERT JAMES DRAPER (1863-1920)

"Nieblas en la montaña"



HERBERT JAMES DRAPER (1863-1920)

"Las perlas de Afrodita"

sábado, 12 de septiembre de 2009

CLÍMAX


"Ariadna" (John William Waterhouse)


Un cuerpo no pregunta
en el borroso instante del éxtasis.

Sólo sabe que unos labios entreabiertos
rozan, besan, muerden,
beben urgente vida y muerte
en lo que podría ser el último minuto del mundo.

Manzanas como sexos ofrecidos;
áncoras fatigadas por el óxido
en vientres de plomo líquido;
senos hambrientos mendigando besos;
muslos tensos como invisibles lazos;
lenguas ávidas de caricias
en los laberintos de la madrugada.

Y el veneno que destilan los labios,
todos los deliciosos venenos
que destila un cuerpo
en el borroso instante del éxtasis.

Luego, la nada.

domingo, 6 de septiembre de 2009

GRACIAS

"La dormeuse" (Tamara de Lempicka)

Para ti, al despertar

Naces con el día cuando las manos azules del alba te dibujan en mis sábanas.

sábado, 29 de agosto de 2009

HOY TOCABA PENSAR



Hoy me he parado a pensar qué he hecho con mi vida. No me pregunten por qué. Estaba solo, estaba triste, había dejado el coche en el taller, se acaba el verano, qué sé yo.

Qué coño he hecho con mi vida, si puede saberse. He debido gastar tranquilamente las dos terceras partes de todo lo más que a uno le cabe esperar. Lo mejor, además. No hay que ser muy perspicaz para adivinar eso.

¿Qué queda ahora de los sueños de aquel niño de mirada triste, aquel niño que en las quietas mañanas de domingo se imaginaba escritor y director de orquesta y...? Bueno, y otras cosas aún más peregrinas. Pero ustedes excusarán que no las registre aquí. Todo tiene un límite.

Es curioso. Los dos dones más importantes que me fueron concedidos a lo largo de los años no estuvieron jamás en ninguna de mis listas. El primero, ser amado por un tiempo razonable; el segundo, engendrar dos hijas que hoy contemplan el mundo con mi propia mirada. ¿Acaso justifica eso una vida? Quién puede saberlo.

Pero el tiempo pasa. Incluso mientras escribo, mientras ustedes me leen. Cada segundo me aleja más y más de aquel niño de mirada triste que una vez usó mi nombre, que una vez fui yo mismo. Sólo me reconozco ya en sus ojos, en su infinita tristeza.

lunes, 24 de agosto de 2009

MEMORIA DE LA PIEL

"Desnudo" (Ramón Casas i Carbó)


La piel es como seda, ardiente y fría,
estremecida por la fiebre en las horas del crepúsculo.

En ella están inscritas todas las historias de amor,
todas las historias de desamor,
el deleite, la pasión, la furia,
la infinita levedad de la ternura.

Su geografía, como una vieja amante,
guarda memoria de todos los misterios,
de todos los gozos y epifanías
que alguna vez turbaron su existencia
y la arrebataron a océanos de anhelos innombrables.

miércoles, 19 de agosto de 2009

DESCUBRIMIENTOS

"La condición humana" (René Magritte)


De pronto comprendió que, pese a la lógica de sus razonamientos, llevaba muerto muchos años.

domingo, 16 de agosto de 2009

DÉJAME UN RATO MÁS

Para Meryone, para Carol

La tarde se deja caer sin prisas sobre la ciudad intemporal.

Mientras la mirada se demora, uno se pregunta qué cosa es el tiempo. Si acaso está hecho de la misma materia que las torres, las cúpulas, las estatuas que coronan un sueño desde las brumas del medievo. ¿O fue antes? Sí. Ese sueño es siempre uno y el mismo. Tal vez por esa razón, uno se pregunta qué es el tiempo. Otra vez.

Déjame un rato más...

jueves, 13 de agosto de 2009

QUIÉN

"La odalisca" (Mariano Fortuny)


Su sonrisa se dibujaba extraña, ajena,
como una camisa que nunca hemos vestido.
Así también sus besos líquidos
con un lejano sabor que no podía identificar.

No era su mirada felina en el geométrico centro de la noche.
Pero qué entonces.
Quién le urgía con el inaplazable apremio del deseo.
Quién atormentaba su cuerpo hasta el umbral de la agonía.

—Sí, amor, enloquece, muere conmigo otra vez.
Mis senos saben a dormidas madreselvas.
También tu mirada es otra.
Pero hazme morir aún un instante.

Acaso no era ella.
No en el roce de lujuriosas e improbables sedas,
en el perfume luminoso del alabastro.
O acaso era ella. Siempre ella.

lunes, 10 de agosto de 2009

VOLVEREI

Detalle del Pórtico de la Gloria (Catedral de Santiago de Compostela)


Volví. Pero volveré. Tú sabes.

domingo, 2 de agosto de 2009

NO DESPIERTES


"Flaming June" (Frederic Leighton)


Dame tu mano,
niña de ojos tristísimos,
a los lentos presagios del alba.
No despiertes aún,
no del todo.
Aguarda.

Me gustas así,
cuerpo vacío, entregado,
en las azules playas del sueño.
Me gusta aprenderte,
marcar al amanecer tus caminos
con centelleantes regueros de besos.

Me gusta alimentarme de sombras
divagando en tus senos,
enloquecer en tu boca,
naufragar en tus muslos
poblados de jazmines
bajo lunas inciertas.

Me gusta beberte,
flor terrible de absenta
deshecha en mis labios,
vino antiguo y sagrado,
cáliz de dulcísimo acíbar
que me quita la vida.

No despiertes aún,
niña de inquietante sonrisa.
Aguarda.

lunes, 27 de julio de 2009

DE SILENCIOS Y OTROS MISTERIOS

"Muchacha en la ventana" (Salvador Dalí)


No dijeron a nadie el lugar donde habían sepultado los retazos de su historia.

domingo, 19 de julio de 2009

NO DIGAS NADA

"The Lady of Shalott" (John Atkinson Grimshaw)


Dime por qué las horas son perros extraviados
en los callejones infames de la noche,
por qué las farolas repiten razones vacías
o besos gastados por la cotidiana tragedia de los años.

Dime por qué los ojos que me miran vestidos de sombras,
desnudos en la indescifrable penumbra,
me están recordando otros ojos.

Mejor, no digas nada.

domingo, 12 de julio de 2009

QUIETUD

"El concierto" (Marc Chagall)


Pero tus manos saben siempre los caminos.
Rozan apenas un milagro de madreselvas
en la oscuridad indescifrable de los jardines,
cuando las luciérnagas hacen tiritar la madrugada
y tú ya no estás, no estás,
pero queda el rumor de tus besos.

No está, me dice una voz insinuante,
ella no está, no vuelve,
no vale la pena esperarla,
qué son unas manos, qué el clamor de un beso,
qué un cuerpo entregado
en el estrépito de la siesta.

Pero tus manos saben encontrarme
incluso cuando no estás.
Me rodean exigiendo su dosis de ternura
cada día, sí, también hoy,
porque te necesito, dices,
porque me das la gana,
porque me gusta jugar a que eres mío
mientras me haces perder la conciencia
en cada muerte dulcísima, en cada abismo.

Luego todo es silencio,
penumbra añil en una alcoba
que se transforma en jardín imposible,
porque la luna dibuja ya tu cuerpo
como un río de plata o un sueño.

viernes, 10 de julio de 2009

QUIÉN DIJO QUE ME HABÍA IDO

"The shrine" (John William Waterhouse)


Le pillan a uno en un renuncio y ya comienzan los llantos y lamentaciones. Que no, Meryone, que no me voy. Que no, Nefer, que no olvidaremos porque nada ha terminado. Que no me voy. O mejor dicho, que aquí estoy de nuevo como el ave fénix resurgiendo de sus cenizas dispuesto a aburrir a mis detractores (lo siento por ustedes, o mejor dicho, no lo siento nada) y a complacer a mis amigos y amigas con mis alardes y fuegos fatuos de diversa coloración.

Que no me voy, digo. O que vengo. Qué se yo. Que estoy, vamos. Que soy. Que sigo siendo y estando en este mundo virtual porque la vida sigue a pesar de que sea julio en el almanaque y otro mes en mi alma.

Para que la felicidad sea completa, reabro también mi Facebook, esa cosa inútil y prescindible llena de pequeñas banalidades.

Si alguien me ha desenganchado de su blogroller, vuelva a ponerme ahí. Pasaré revista y anuncio severas reprimendas. Que no me he muerto, joder.

martes, 9 de junio de 2009

SENCILLAMENTE, GRACIAS

"Anochecer desde la ventana" (Marc Chagall)



Un año ya.

El mes de junio del año 2008 supuso una fuerte ruptura en mi vida. Muchas cosas cambiaron. Esa fecha se convirtió para mí en un hito doloroso que habría de señalar para siempre un antes y un después.

En la Edad Media, en los momentos de mayor tribulación, los atrios de los monasterios resonaban con el gregoriano tosco, ascético, emotivo hasta el dolor. En cierto modo, este blog fue también una plegaria destinada a conjurar los abismos insondables, los siniestros laberintos y los indefinibles monstruos que en ellos tal vez moraban. Mis sospechas eran fundadas. No en vano Borges me había indicado algunas valiosas pistas. Y Poe. Y Baudelaire. Y eran ciertamente pavorosos.

Donde el olvido. Cernuda me prestó sin asentir ni consentir título y subtítulo: En los vastos jardines sin aurora. Triste. Y tan hermoso.

Un año ya. Mucho tiempo. Hoy, repetido en su totalidad el ciclo de las estaciones, este espacio parece haber cumplido su función. O eso creo. Tampoco importa demasiado.

Deseo, pues, manifestar mi gratitud a todas las personas que me han acompañado en esta etapa con su palabra, con su cariño, con su apoyo, con su ternura. Sin ellos no habría llegado probablemente hasta aquí. Permitan que no les diga cuánto les quiero.

Tiempo habrá tal vez de acometer nuevas empresas. Quién sabe. Pero esa será otra historia.


viernes, 5 de junio de 2009

NO HA SIDO PARA NADA

"El hijo del hombre" (René Magritte)


Si hemos dormido largo tiempo
sobre un blando lecho de flores corrompidas,
si hemos dejado pasar la vida entre las manos
sin pensar, mordiendo tan sólo unos labios extasiados,
si hemos gastado nuestras horas
en escribir historias cenicientas,
no ha sido para nada.

Quién sabe en qué nostálgico salón,
en qué improbable conjunción de dimensiones
alguien te hallará, hermano mío,
y serás para él como el hambriento perfume del jazmín;
quién sabe en qué improbable sueño
te encontrarás conmigo, sombra de una sombra,
para decir acaso alguna frase innecesaria,
para creer por un instante que estás vivo.

Si hemos amado,
si hemos besado con asombro unos ojos,
si hemos olvidado incluso cómo se sobrevive,
cómo se escribe un nombre sin dolor,
si hemos aprendido a destruir los ídolos
sin rencor y sin furia,
no ha sido para nada.

jueves, 28 de mayo de 2009

NO ESTAMOS A SALVO

"Miranda-La tempestad" (John William Waterhouse)


Mientras la yedra repita siniestras razones
en su abrazo mortal,
mientras un rastro plomizo de tristeza
amanezca en tus ojos,
ninguna muchacha de rubias trenzas estará a salvo,
ningún amante en la línea azul de un mar,
ningún niño inclinado sobre una fila de hormigas
estará a salvo.

La yedra nos mata con besos ahogados
mientras nos ama
con tortuosas caricias volcánicas
que dejan regueros de acíbar en los labios.
Y soledad. Y tristeza.

viernes, 22 de mayo de 2009

PUDO SER AYER

"Las bodas de Psique" (Edward Burne-Jones)


Los pétalos se habían detenido en el aire sin llegar a rozar sus senos. Sintió vértigo. ¿Era un final después de todo?
—Si no fuera absurdo, diría que ya recuerdo haberte visto marchar.
—Acaso lo hice en sueños.
Miríadas de corpúsculos dorados, luminosos, danzaban sobre unos labios entreabiertos.
—Tengo sed. De tus besos de amarga madreselva. De tus manos que dibujan misterios. De tu vida. De tu muerte. Tengo tanta sed.
Ella es ella y es otra. Todos los nombres se confunden en un nombre extraño, ajeno.
—No quiero que me dejes nunca.
—Nunca —repite el eco en la estancia vacía.
Los pétalos caen uno a uno, lentos, sobre su cuerpo ebrio de deseo.

jueves, 14 de mayo de 2009

MÚSICA CON HISTORIA (10)


FRÉDÉRIC CHOPIN
"Nocturno", opus 9, número 1, en si bemol menor

Música intimista, evocadora, impregnada de sutil melancolía, el primero de los veintiún "Nocturnos" compuestos por Chopin a lo largo de su vida es un excelente ejemplo del talento creador de su autor.

Elegancia, dominio de la forma e irreductible espíritu de libertad: en suma, siglo XIX y romanticismo en estado de gracia.

Las tres piezas que integran el opus 9 fueron compuestas entre 1830 y 1831, y dedicadas a Madame Camile Pleyel.

Merece la pena la foto fija con tal de disfrutar esta magistral versión de Claudio Arrau.



viernes, 8 de mayo de 2009

HOMENAJES: JAMES JOYCE Y LOS MUERTOS



JAMES JOYCE (1882-1941)

Unos golpes ligeros en los cristales le hicieron volverse hacia la ventana. Había empezado a nevar otra vez. Soñoliento, contempló los copos, plateados y oscuros, cayendo oblicuamente contra los faroles. Había llegado la hora de ponerse en camino hacia el oeste. Sí, los periódicos tenían razón: nevaba en toda Irlanda. Caía nieve por todas partes en la oscura llanura central, sobre las colinas sin árboles, caía suavemente sobre el pantano cenagoso de Allen y más hacia el oeste, caía para unirse a las olas de las sombrías y rebeldes aguas del río Shannon. Caía también sobre el desolado cementerio de la colina donde estaba enterrado Michael Furey. Se posaba, espesa, sobre las cruces y lápidas torcidas, sobre los barrotes de la cancela, sobre los yermos espinos. Su alma se fue desvaneciendo poco a poco mientras oía el ruido de la nieve cayendo levemente sobre el universo y cayendo levemente también, como el descenso de su final postrero, sobre los vivos y sobre los muertos.


James Joyce, uno de los más interesantes escritores del siglo XX, nace en Dublín el 2 de febrero de 1882. Estudia con los jesuitas y, posteriormente, en la Universidad de Dublín. En 1904 abandona su ciudad natal en compañía de la que luego sería su esposa, y vive, siempre acosado por la pobreza, en Trieste y París. Tras la ocupación nazi, Joyce se traslada a Zürich, ciudad en la que moriría el 13 de enero de 1941.

Aunque su obra maestra es sin duda Ulises (1922), no podemos olvidar el relato autobriográfico Retrato del artista adolescente (1916) o Finnegans Wake (1939).

Mención especial merece Dublineses (1914), conjunto de relatos breves en el que Joyce despliega su asombrosa maestría literaria. A esta obra pertenece el texto Los muertos, cuyo final dejamos transcrito más arriba.

Entre sus libros de poesía encontramos títulos como Música de cámara (1907) o Poemas, manzanas (1927).

Junto con T.S. Elliot, Samuel Beckett y Ezra Pound, James Joyce representa lo mejor de la corriente modernista anglosajona.

El bellísimo relato titulado Los muertos fue llevado al cine en 1987 por John Huston.



lunes, 4 de mayo de 2009

QUE EL AMOR NO ME ESPERE

"La bola de cristal" (John William Waterhouse)


Recientemente me he librado de ese penoso estado de enajenación que llaman amor. Nunca he creído demasiado en su poder. Pero, como cualquier otra patología infecciosa, al amor le basta con pillarnos en un renuncio, la guardia baja, para adueñarse de nuestra voluntad y empujarnos a cometer las más deleznables estupideces.

Dispensen que no les confiese el remedio. Poderosas razones me impiden difundirlo. Sólo adelantaré que ha sido un tanto traumático. Pero no hay mal que por bien no venga.

De aquí en adelante me propongo actuar cual patricio romano descreído, escéptico, hedonista, superficial, epicúreo y, por supuesto, y eso por encima de todo, frívolo hasta la condenación de mi alma inmortal (en la que huelga decir que no creo). De tal guisa pasearé por el foro de la ciudad eterna, entre los sutiles placeres del vino, la poesía y los brazos de alguna doncella que ni espere ni ofrezca otra cosa que el deleite pasajero del amor pagano y sin compromiso.

Sirva esta proclama más que nada para que todas las dueñas, doncellas prerrafaelistas y otras criaturas mitológicas del femenino sexo me juzguen libre y disponible y deseable (bueno, principalmente esto último) y me acojan en su seno con tierna solicitud y me dispensen los mimos que tanto preciso para curar mis recientes heridas. Ay.

A pesar de todo lo dicho, y si alguna vez encuentran en estas páginas un poema impregnado de nostalgia, de melancólicas cuitas, no se inquieten por mí. Es sólo que el amor, a pesar de todo, sigue siendo un bonito recurso literario.

Salud. Y no sean tímidas.

viernes, 1 de mayo de 2009

LA BELLEZA PUEDE (Y DEBE) SER BANAL

"Cotton candy clouds" (Will Cotton)

Will Cotton exalta en sus obras la belleza sensual de los cuerpos femeninos desnudos enmarcados en paraísos de pastel y caramelo. A través del más superficial y frívolo hedonismo, despliega ante nosotros objetos bellos, abandonados y ofrecidos al espectador sin conciencia alguna de otra cosa que el puro deleite de la forma presentada como disponible.

Uno estaría tentado de esbozar una metáfora acerca de la fragilidad de la belleza, o aludir al recurrente tema del carpe diem... Pero no.

Realismo, precisión, conocimiento de los clásicos... el glamuroso resultado no carece de un punto hortera. Pero a quién le importan esas cosas.

miércoles, 29 de abril de 2009

EL POETA PIDE PERDÓN

"Puesta de sol en Etretat" (Claude Monet)


Si un día falto
a tu cita fragante de alhelíes y madreselvas,
perdóname, amor.

Si me voy sin esperar la primavera,
sin despedirme del mar ni de mis hijas,
sin decir lo que siento,
perdóname.

Si os dicen que volví a la tierra
antes de las primeras rosas,
sabed que a pesar de todo os quise;
sabed que os quise incluso en el silencio,
incluso en la distancia infinita que nos une.

Sabed que soy también uno de vosotros,
que en el abismo vertiginoso de la soledad
somos iguales,
porque hemos presentido esta noche la misma luna amenazante.

Perdonad si no digo adiós,
si mis últimas palabras no valen para el mármol,
pero no creo que sea para tanto.
Al fin, nutriente mineral o halo luminoso,
mis sueños permanecen en vosotros.

martes, 28 de abril de 2009

COLLAGES SURREALISTAS

MAX ERNST (1871-1976)
Collages surrealistas

Max Ernst creó en 1933, en menos de un mes, una serie de 183 ilustraciones para la novela-collage Una semana de bondad.

Los sorprendentes elementos de esta curiosa serie están basados en elementos naturales tales como el agua, el fuego, los ángeles, la sangre, y en la novela folletinesca del siglo XIX.