domingo, 5 de octubre de 2008

A TI



No te pido grandes cosas, amor.
Lo justo apenas:
un latido cercano,
una palabra,
un signo esperanzado de tu boca.

No te pido grandes cosas, ya ves.
Sólo lo necesario para seguir viviendo.
También que impulses los planetas
en lo más alto de tu cielo;
que el tiempo no hiele tu sonrisa;
que llueva mansamente sobre mis tardes
a las cinco en punto, amor;
que amanezcas cada día sobre nuestros ojos
e inundes de luz mis calles de niño.

Ya ves, no pido mucho.
Sólo el pan de tus labios,
el tibio aliento que dura lo imprescindible
para saberse vivos.

No te pido grandes cosas, amor.
Lo justo nada más.
Que dibujes con un dedo las estrellas,
que me des a beber los vientos.

Pero no, nada de eso pido.
Sólo que no me faltes nunca.

18 comentarios:

pati dijo...

Tan sólo de ti podía venir esa aclaración total. La que tantos buscamos, sin encontrar. A la que sólo se llega por la luz de dos.

(...) e inundes de luz mis calles de niño.

Qué belleza, Juan Antonio.
Soledad no hay si nos hablas por las noches...

Un beso :)

Lía Vega Erao dijo...

Jo, Ja... poeta... hoy es un día especial para mi... y tus palabras me han calado...

Besos...

Jesús Lens dijo...

¡¡¡¡ Nada más... y nada menos!!! Preciosas palabras.

Anónimo dijo...

Precioso.

A las 5 de la tarde sale, que yo recuerde, en dos poemas magistrales: en el de García Lorca (aunque con tintes más traumáticos) y en el tuyo.

Me ha gustado mucho.

Claro

Meryone dijo...

el mundo está lleno de señales

y el tuyo de amor, por lo que veo...

el mío está confuso y catártico

besos

Bomarzo dijo...

Siempre a las cinco de la tarde.
Sin palabras.

Nefer dijo...

Muy bonito J.A como todo lo que escribes... me encanta.

Besillos

Juan Antonio dijo...

Pati, sólo de ti podía venir un comentario tan dulce. Otro beso.

Lía, ya sé, ya, tienes que contarme. Besos.

Gracias, Jesús. Un abrazo.

Claro, no hay comparación, pero te agradezco el comentario. Un beso.

Meryone, ya te respondo como solemos, en zigzag. También te he enviado un e-mail. Para que luego te sientas abandonada, criatura. Besos.

Querido Bomarzo, te echo de menos.

Gracias, Nefer. Un beso.

Nébula dijo...

siempre me gustó ese cuadro de Magritte

quizás le pedimos mucho al amor pidiéndole que exista :/

Juan Antonio dijo...

Sin duda, Nébula. Figúrate, si además uno le pide la cantidad de cosas que enumera el poema.

Así nos (me) va. Besos.

Sielitolindo dijo...

mmm... y yo de pingoneo perdiéndome tus poemas...esto no me lo perdono!!

Hay que ser tan genial como tú para escribir ese poema y adornarlo con esa foto...

Sólo una cuestión a tus peticiones:
¿y tú qué das a cambio...?

un besote

Vane

Juan Antonio dijo...

Vane, que tengo que quererte.

Ay, qué ofrezco yo pidiendo tanto... Este poema lo escribí "in illo tempore", cuando era fácil pedir y ofrecer. Ahora es sólo el recuerdo de un sueño borroso. Pero hace bonito.

Besitos.

Lía Vega Erao dijo...

Coño, JA, hasta los comentarios los haces poesía...

Besis...

Juan Antonio dijo...

Lía, tú que me ves con buenos ojos. Gracias, primor. Besos.

Erato dijo...

No sé qué me ha traído hasta este poema.He llegado dando tumbos de un sitio a otro y he decidido quedarme a vivir en él.Por entonces no nos conocíamos pero te lo digo ahora.Creo que es el poema más bonito e intenso que he leido hasta ahora.Te felicito.Un abrazo, poeta

Juan Antonio dijo...

Querida Erato, lástima que sus palabras hoy sólo me proporcionen un lejano aunque intenso sentimiento doloroso. Pero ahí están. Las estrellas que constelaron mi cielo en otros días siguen alumbrando todavía hoy en noches silenciosas, eternas.

Un beso. No nos dejes mucho tiempo, por favor. Yo también te quiero. Pero te lo había dicho, ¿verdad?

Erato dijo...

Aunque la corriente me arrastrara a otras aguas y quisiera instalarme en ellas, siempre volveré a tus laberintos, a esos silencios y olvidos y sobre todo a este poema que ya anda guardado por mi escritorio. Estoy convencida de que más pronto que tarde en tu cielo aparecerá otra estrella que te inspirará otro poema de este calibre.
Regresaré a beber de tus letras a mi vuelta.Las necesito.
Y sí.Ya me lo habías dicho ;)

Juan Antonio dijo...

Pues lo repito.

Besos "a ti".