sábado, 18 de octubre de 2008

ESTIGIA

"El paso de la laguna Estigia" (Joachim Patinir)


La tarde atornasola sin prisas sus balcones.
Él nota algo, un zumbido, un dedo helado.
No puede ser aún,
no todavía.
Eso dice mientras se cala el abrigo,
pero todos los relojes han señalado su hora en punto.

Con afán rebusca en la memoria
un ajado amor, unas manos amigas,
el incierto naufragio de un beso en el pasillo.

Da unos pasos.
Siente su peso sobre el pavimento.
Escucha. Aún soy yo, dice,
no hay duda.
Y, sin embargo, aquel frío...

Fuera, la vida suena como un sueño.
Mira su reloj. Ahora sabe. Es lo acordado.
Cruza el portal a tientas.
La calle anochece.
Enciende un cigarrillo.
Ya no me está prohibido, casi sonríe.

Las muchachas lo miran como sin ver.
Se preocupa al recordar sus últimos encargos.
Quién recogerá mañana el diario, piensa.

Cruza la plaza.
Al poco nota que ha dejado de hacer frío.
Entonces siente algo parecido al alivio.
Ya he empezado a olvidar.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso Juan Antonio. Qué don tienes!

Claro

Meryone dijo...

una de las mejores sensaciones del mundo... con diferencia

la de sentir, de pronto, que estás olvidando, que lo que antes dolía tanto ya no está

como cuando cura una herida o se pasa un hematoma

de pronto, ya no está

y cuánto duele cuando vuelve sin avisar!!

besos

Lía Vega Erao dijo...

Pues Poeta... así se siente cuando uno muere?

Nefer dijo...

Uf! a todos nos tiene que llegar... firmo donde sea para que venga a visitarme así, pero sin olvidar.

Besillos.

Juan Antonio dijo...

Gracias, querida Claro. Besos.

Meryone, hay hematomas que nunca vuelven. Besos (con láudano a ser posible).

Lía, creo que sí. Al menos así me lo contaron. Pero tú no pienses en cosas tristes mientras paseas por las calles del viejo Realejo. Besos.

Nefer, hay que cruzar la laguna, ya sabes. El olvido es dulce y reparador. Un beso.

Nimúe dijo...

:) opino lo mismo que Meryone

Lía Vega Erao dijo...

Mi egocentrismo es tan grande que no podría pasar desapercibida.

Juan Antonio dijo...

Gracias, Nimúe. Te diré, pues, lo que a ella, excepto lo del láudano (perdón, aún no tengo confianza). Besos.

Lía, estrella del Hades...

Lía Vega Erao dijo...

Poeta... Puedo ser estrella de Hades?

Juan Antonio dijo...

Puedes, claro está.

Mariana Lopez Avalos dijo...

Hola. He visto que te gusta la mitología y ciertamente tu poema así lo indica. Me encantaría que cuando tengas tiempo te eches una pequeña visita por el blog que estoy haciendo. Es dedicado fundamentalmente a todos los elementos relacionados con el mito de Leda y el Cisne.
Acá te dejo la dirección y espero tu comentario. Por cierto, me ha encantado la descripción de la ciudad donde vives... Gracias por permitir leerte...
Mariana
http://ledayelcisne.blogspot.com/

Juan Antonio dijo...

Amiga Mariana, te visito. Gracias. Un beso.