viernes, 12 de septiembre de 2008

ORIENTALISMO (2)

Para la Dama Descubierta, que nos contempla desde un balcón intemporal, y que me obsequió una de las palabras que abren el desván de los tesoros orientales

"Los baños del harén" (Gérôme)


El harén, paraíso cerrado en el que conviven las concubinas bajo la vigilancia de los eunucos, es uno de los motivos clásicos de la estética orientalista.

4 comentarios:

Lía Vega Erao dijo...

JA, qué sensualidad tienen esas mujeres! madre mía! Y la radicalidad de ese hombre en medio de la escena...
Mágico...

Nefer dijo...

Esta imagen me gusta mucho más J.A, con la contraposición de luces diagonales que marcan la composición y que derrocha mucho más sensualismo.
Y la dedicatoria es alucinante... vaya palabras... quién es esa "Dama descubierta"?... ese desván de tesoros... uf! qué bonito!

Saludos.

Juan Antonio dijo...

El mundo de los contrastes, luz y sombra, sensualidad y misticismo. Belleza y magia, desde luego.

Besos.

Juan Antonio dijo...

¿Verdad, Nefer? Es una maravilla. Los tenues haces de luz que entran desde las bóvedas dan una irrealidad admirable a la escena.

En cuanto a la dedicatoria, se trata de una dama de alto linaje que conocí en lejanas tierras, allá por el siglo XIV, si no me falla la memoria. Me confió una misteriosa palabra capaz de hallar los más recónditos tesoros. Una joya, vamos. Sin desmerecer lo presente.

Besillos.