miércoles, 6 de agosto de 2008

MONSTRUOS (1)

LADÓN, EL DRAGÓN DE CIEN CABEZAS

Protegía las manzanas de oro del jardín de las Hespérides por mandato de Hera. Muerto por Hércules en uno de sus doce trabajos, la diosa, como muestra de gratitud, lo convirtió en la constelación del Dragón.

Hércules derrota al dragón

Las ninfas del jardín dorado

Dragones en el medievo: San Jorge lucha contra el dragón

8 comentarios:

Nefer dijo...

El dragón siempre ha sido un ser mítico y místico, lleno de magia, poder, atrayente, con una fuerza tremenda; me gustan los dragones.
Bonitas imágenes.
Saludos

Juan Antonio dijo...

Celebro que te hayan gustado, Nefer. Es verdad que son seres adorables, incluso entrañables, diría yo.

En realidad no hay muchas imágenes del enfrentamiento entre Hércules y este dragón del jardín de las Hespérides. Casi nada en comparación con el episodio de la hidra de Lerna, del cual hay numerosas representaciones.

Saludos.

mari nieves dijo...

GRACIAS, por tu visita y comentarios.He ojeado tu blog y me parece interesante.
Yo también deseo que pasen pronto tus malos momentos.

Juan Antonio dijo...

Gracias a ti, Mari Nieves. Besos.

Meryone dijo...

(...)

Y la ofrecí entonces mi cerebro desnudo,
obsceno como un sapo, obsceno como la vida,
como la paz que para nada sirve
animándola a que día tras día lo tocase
dulcemente con su lengua repitiendo
así una ceremonia cuyo sentido único
es que olvidarlo es sagrado.



Nadie es perfecto y Panero era laista

Amo a ese hombre!

Besos

Meryone dijo...

Me encantan los dragones, por cierto...

me parece fatal que Noé se los olvidara cuando llenó el arca

más besos

Meryone dijo...

para meryone pero sin posibilidad de comentarios, maldito!!

luego (y luego puede ser el lunes, aviso, que se augura gran alcoholismo para hoy y mañana) te mando un mail

pero deberías abrir los comentarios

beso

Juan Antonio dijo...

Lo siento, ya está subsanado.